Archivo de la etiqueta: cuento

Asociación de jóvenes esperanzados: para prever el nihilismo prematuro

Manual del joven esperanzado. Capítulo 1:

¿Quieres ser un joven esperanzado?

Sin duda, seguro viste a algún esperanzado caminando por la calle. Sabés que llevan ese uniforme sencillo pero, realmente, ¿sabés qué hacen?

Un joven esperanzado usa su tiempo libre para pensar en cosas lindas junto a sus compañeros.

Aprende de la naturaleza aquellos valores tan importantes: ser positivo, creencia de que las cosas pueden mejorar y confianza en las personas. Porque a la naturaleza le gustás, y mucho.

Un joven esperanzado sabe que la vida es linda, llena de felicidad y sabe que los problemas de hoy siempre tienen solución y que nunca se van a repetir constantemente haciendo que el mundo sea un lugar divertido sólo para algunos.

¿Y cómo hace un joven esperanzado para ser un joven esperanzado? Bueno, la hermosa respuesta a esa pregunta tan linda, la verán en el próximo capítulo del “Manual del joven esperanzado”.

Frascos vacíos del doctor Eugenio Escape

Che, che, vos. ¡Sí, vos! Vení, acercate. ¿Sabés de qué me di cuenta? Que sos una de esas personas que no toleran el encierro.

Ni siquiera la palabra “encierro”: ni escucharla, ni decirla, ni saber la definición exacta del diccionario.

Si digo encarcelado, corrés. Si digo aprisionado, te pegás un tiro. Si digo arrestado, te escondés debajo de la cama. Y si digo encierro, ¡uf!, sí, ponés esa cara de revolucionario que mató a alguien que era necesario matarlo e igual te lo reprocharon hasta en los libros de historia que salieron 50 años después.

¿Te imaginás una vaca comiendo pasto en un campo delimitado? Ni hablar.

Tampoco podés ver a las aceitunas flotando adentro de un frasco cerrado. ¡De ninguna forma!

Entonces tenemos la solución para vos: Frascos vacíos del doctor Eugenio Escape, para todas aquellas personas que no soportan ver cosas encerradas.

Frascos vacíos del doctor Eugenio Escape: La nada misma adentro de un frasco.

En la mente de un joven IV

Esta nota que escribió nos dejó pensando un rato largo. La escribimos tal cual como la encontramos:

“Estuve viendo precios de alquileres de departamentos en el centro, en alguna de esas calles angostas que tienen edificios viejos.
También me fijé por la zona de San Telmo porque el otro día, creo que fue el viernes, pasé por ahí y me pareció re lindo barrio.
Busqué en esos dos lugares porque me generan un no sé qué artístico y me imagino invitando todo el tiempo a distintas personas relacionadas con el arte.
Me gustaría ser alguien que lee mucho y tener una biblioteca enorme que la gente se quede mirando y me pida prestado algún libro.
Me encantaría tener algún trabajo por ahí, conocer a la gente del barrio y saludarla cada vez que salgo”.

Inauguran un hospital en Villa Pollock

Nuevo hospital Dr. Vasili Ossacipslow: especialista en dolencias abstractas.

Cartilla médica:

Preocupaciones ilógicas y conclusiones pelotudas.
-Nélida Primietía
-María Di´sirreal
-Jaime Novuelo

Trastornos de la personalidad por mérito propio.
-Juan José Esteonosí
-Piero Delequevá

Confusiones a la hora de tomar decisiones demasiado obvias.
-Martín Erasí
-Silbia Silvia Troca

Repeticiones sin sentido y cambios exagerados.
-María María
-Encarnación Abdul de Steinberg

Discusiones con uno mismo que no llevan a ningún lado.
-(sin personal hasta nuevo aviso)

Una nueva pista

Hola, soy Carla Pedrenari y hace unos días publiqué un aviso porque estaba buscando a Chato, un flaco que conocí mientras viajaba.

Les comento lo que me paso. Al toque de que puse el aviso, me llegó un mensaje de un tal “hijodelviento_04” que decía lo siguiente:

“Cómo estás Carla, soy hijodelviento_04 y leí el aviso que pusiste. Yo vi al pibe que estás buscando, trabajó para mí en el camping que administro y hace unos días se fue para seguir con su viaje. Me dijo que iba a parar en un pueblito llamado Tupangamancancora. También se dejó un bolsito que si te interesa, te lo guardo para que lo revises. Mi camping se llama Arnaladaga y queda en La Meseta de los Carrodieros, a 40km si seguís por el camino del Patolento. Cuando llegues a la bifurcación (a unos 12km de caminata), andá para la derecha y bordeá siempre el rio.

Saludos cordiales y ojalá que te sirva la info”.

Mañana a la mañana, arranco el viaje para ir a buscar el bolso. Les aviso cuando tenga más novedades.