Archivo de la etiqueta: amoleer

¿Buscan legalizar el Comorepep?

En el día de la fecha salió un comunicado donde se asegura que dentro de muy poco tiempo, el Comorepep será legal.

Existen muchas historias sobre personas que lo consumieron y tuvieron una experiencia única e incluso perturbadora.

Ya sabemos que en algunas partes del mundo se puede consumir sin ninguna restricción, como por ejemplo, en Santa Elvimia, donde el estado se encarga de su comercialización e incluso publicidad.

Publicidad de Comorepep:

“¡Oh!, le Comorepep, le pep le pep o morep morep. ¡Ah!, qué rico, muy rico, rico, rico, rico. ¿No los probastes? Son los nuevos “Chocolet de Comoropep”: únicos chocolates con el auténtico sabor a Comorepep y con todos sus efectos alucinógenos.

¡Oh!, le Comorepep, rep rep o moré moré. ¡Ah!, qué rico, tan rico, muy rico, riquísimo.

¿Sabés qué son? Son una especie de fruto con forma redonda, pequeño y de color violáceo oscuro, que le permite a las personas que se perdieron haciendo trekking crear en sus cabezas un recorrido imaginario y psicodélico, mientras esperan a ser rescatados.

¡Oh!, le Comorepep: el chocolet más ric para mastic y disfrut”.

Asociación de jóvenes esperanzados: para prever el nihilismo prematuro

Manual del joven esperanzado. Capítulo 1:

¿Quieres ser un joven esperanzado?

Sin duda, seguro viste a algún esperanzado caminando por la calle. Sabés que llevan ese uniforme sencillo pero, realmente, ¿sabés qué hacen?

Un joven esperanzado usa su tiempo libre para pensar en cosas lindas junto a sus compañeros.

Aprende de la naturaleza aquellos valores tan importantes: ser positivo, creencia de que las cosas pueden mejorar y confianza en las personas. Porque a la naturaleza le gustás, y mucho.

Un joven esperanzado sabe que la vida es linda, llena de felicidad y sabe que los problemas de hoy siempre tienen solución y que nunca se van a repetir constantemente haciendo que el mundo sea un lugar divertido sólo para algunos.

¿Y cómo hace un joven esperanzado para ser un joven esperanzado? Bueno, la hermosa respuesta a esa pregunta tan linda, la verán en el próximo capítulo del “Manual del joven esperanzado”.

La guerra de las cabezas. Capítulo 2: Empieza la carrera

(PRIMER CAPÍTULO, AQUÍ)

“Head & Mind, Head & Mind, con Head & Mind me baño yo”

-Jaja, sí, cada vez que pasábamos con mi familia en auto veíamos ese cartel. Era el que estaba en la bajada de la autopista Corobobó. Nosotros íbamos a una quinta y a la vuelta cantábamos con mis hermanas la canción esa que sonaba de fondo. Tara ra ra tá tá, jaja, no me acuerdo cómo era.

Aquel enorme cartel apareció por primera vez hace 25 años atrás, el mismo día que fue lanzado al mercado el shampoo Head & Mind. Con extractos de philocorcho, la nueva crema para limpiarse la cabeza registró un número imposible de ventas.

Pero enseguida, apenas unos 10 días después, Zona Liberada salió a la venta y se convirtió en el rival por excelencia.

-En realidad en mi familia siempre se compró Zona Liberada. Más que nada por el precio, pero igual preferíamos cantar las canciones de las publicidades del Head & Mind.

Dos titanes que entraban en este mundo pisando fuerte. La lógica a la hora de comprar un shampoo, nunca volvió a ser igual.

Fantasía reprimida

Días lindos y días feos. Días felices y días tristes. Días de sol y días de nubes. Días para caminar y días para correr. Días de día y días de noche.

Pero vos, nada, porque sos pobre y no podés salir ni a la esquina.

Si formás parte de ese enorme grupo de personas que viajaron más veces en colectivo que en avión, micro o incluso taxi, entonces tenemos una solución que te va a encantar.

No dejes de ser feliz porque te tocó ser un consumidor de arroz y pan en vez de sushi y caviar.

Tampoco te tortures demasiado por comprar jugo en polvo marca Jugoya o porque tenés que cortarte el pelo vos mismo.

Empezá a vivir mejor y comprá las nuevas cortinas de baño “Fantasía reprimida”, auténticas cortinas con dibujos de paisajes.

“Fantasía reprimida”: de Buzios hasta Ibiza sin moverte del inodoro.

Frascos vacíos del doctor Eugenio Escape

Che, che, vos. ¡Sí, vos! Vení, acercate. ¿Sabés de qué me di cuenta? Que sos una de esas personas que no toleran el encierro.

Ni siquiera la palabra “encierro”: ni escucharla, ni decirla, ni saber la definición exacta del diccionario.

Si digo encarcelado, corrés. Si digo aprisionado, te pegás un tiro. Si digo arrestado, te escondés debajo de la cama. Y si digo encierro, ¡uf!, sí, ponés esa cara de revolucionario que mató a alguien que era necesario matarlo e igual te lo reprocharon hasta en los libros de historia que salieron 50 años después.

¿Te imaginás una vaca comiendo pasto en un campo delimitado? Ni hablar.

Tampoco podés ver a las aceitunas flotando adentro de un frasco cerrado. ¡De ninguna forma!

Entonces tenemos la solución para vos: Frascos vacíos del doctor Eugenio Escape, para todas aquellas personas que no soportan ver cosas encerradas.

Frascos vacíos del doctor Eugenio Escape: La nada misma adentro de un frasco.

En la mente de un joven IV

Esta nota que escribió nos dejó pensando un rato largo. La escribimos tal cual como la encontramos:

“Estuve viendo precios de alquileres de departamentos en el centro, en alguna de esas calles angostas que tienen edificios viejos.
También me fijé por la zona de San Telmo porque el otro día, creo que fue el viernes, pasé por ahí y me pareció re lindo barrio.
Busqué en esos dos lugares porque me generan un no sé qué artístico y me imagino invitando todo el tiempo a distintas personas relacionadas con el arte.
Me gustaría ser alguien que lee mucho y tener una biblioteca enorme que la gente se quede mirando y me pida prestado algún libro.
Me encantaría tener algún trabajo por ahí, conocer a la gente del barrio y saludarla cada vez que salgo”.

Inauguran un hospital en Villa Pollock

Nuevo hospital Dr. Vasili Ossacipslow: especialista en dolencias abstractas.

Cartilla médica:

Preocupaciones ilógicas y conclusiones pelotudas.
-Nélida Primietía
-María Di´sirreal
-Jaime Novuelo

Trastornos de la personalidad por mérito propio.
-Juan José Esteonosí
-Piero Delequevá

Confusiones a la hora de tomar decisiones demasiado obvias.
-Martín Erasí
-Silbia Silvia Troca

Repeticiones sin sentido y cambios exagerados.
-María María
-Encarnación Abdul de Steinberg

Discusiones con uno mismo que no llevan a ningún lado.
-(sin personal hasta nuevo aviso)

¿Quién quiere ser Juana Inés Ximsinseria?

Cuando terminó el colegio secundario, se dedicó los siguientes 10 años sólo a estudiar.

Actualmente es Ingeniera Agrónoma y Licenciada en Ciencias Ambientales.

Es profesora, asesora a distintas empresas dedicadas al área rural  y está llevando a cabo una investigación sobre el futuro de la alimentación en las sociedades.

Vive en el último piso de una torre de departamentos donde puede ver, desde su enorme balcón terraza, un hermoso parque con una catedral.

Dice que le gusta despertarse con el sonido de las campanas e irse a dormir con un libro en las manos.

El monstruo del lago Godi

Un viejo pescador asegura haber visto hoy a la mañana, mientras se mojaba los pies en la orilla, “una silueta enorme sumergiéndose en el agua”.

La gente de Godi cree que se trató del monstruo que aparece dibujado en unas cavernas prehistóricas cercanas al pueblo.

Según la leyenda, este monstruo se llama Familinongusta y mientras nada, le grita a las personas que están cerca cosas malas sobre su papá y mamá.

El pescador nos contó que escuchó al monstruo decirle lo siguiente: “Tu mamá no sabe con quién te tuvo” y “Tu papá engaña a tu mamá con las ovejas de su campo”.

Por el momento son puras especulaciones, pero cada día crece más la teoría de un monstruo que vive en el lago Godi.

Fraguaguagua gana por primera vez la Copa Boboletra

La famosísima competencia que consiste en decir las frases más incoherentes mientras se escribe una doctrina religiosa, tiene un nuevo ganador.

Se trata del deportista Ignacio Melchogorno, oriundo de Fraguaguagua, que ganó hoy la Copa Boboletra después de vencer a Pepe Widi, en una final llena de emociones.

Cuando todo parecía perdido para Melchogorno, sorprendió diciendo: “Veo una moneda debajo de la tijera y a veces pienso en estar acostado boca arriba con un señor de 50 años contándome la historia de la revolución rusa”. Ante esto Widi sólo pudo contestar: “Creo que sí, creo que no, pero a veces siento que un avión está por chocar el edificio de mi corazón”. Entonces fue cuando Melchogorno supo que lo tenía a sus pies y le ganó diciendo: “Si mi mamá tuviese cinco brazos, entonces no viajaría a San Clemente con su amiga del club de lectura de libros de escritores de medio oriente”.

La gente que estuvo presente no pudo dejar de aplaudir, y Fraguaguagua puede estar contenta por haber ganado por primera vez la Copa Boboletra.