Perdón por lo que hice

 “Querida Valen:

Te escribo este mail porque me da verguenza explicarte lo que pasó el último día, durante el fogón que hicimos con el grupo.
Antes que nada te digo que la semana que pasamos ahí fue re linda. Me gustó muchísimo la experiencia, el camping y las caminatas que hicimos solos por el bosque.

Pero bueno, vamos al grano. En la tarde del último día, cuando fuimos con Lucas a buscar madera para el fogón, nos cruzamos con Hijo del Viento y nos ofreció unos chocolates. Yo te juro que no tenía idea que eran de Comorepep, sino ni los hubiese probado.

El efecto me pegó justo cuando estábamos bailando en el fogón y por eso hice lo que hice. Lucas me explicó por qué me puse así y parece que si consumís Comorepep, tenés que quedarte sí o sí sentado, sino se va todo al carajo.

Saludos, Joaco”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s